Recientemente ha llegado a mis manos las firmas de Trump y de Obama, ambos políticos americanos de gran actualidad, y he considerado casi imprescindible realizar un breve análisis de sus respectivas grafías.

 

Donald Trump

Se trata de una persona permanentemente dispuesta a la confrontación con todo aquello que no le cuadra, incluso con aquello que no comprende en su totalidad, o que no está en su línea de pensamiento, y se comporta de esta manera desde que se levanta hasta que se acuesta.

Tiene una voluntad firme, por lo cual no cambia fácilmente de opinión. Es tenaz, y solo cambia de opinión o de objetivo cuando ve atisbos materiales o prácticos en los posibles resultados.

Sus ideas, en consecuencia, son casi inamovibles, altamente persistentes. Trump posee mentalidad ejecutiva: lo que piensa lo realiza ipso facto. Es impaciente, y le gusta imponer aquello que piensa sin tener en cuenta la opinión o las creencias de los demás.

Aparece como una persona orgullosa y autoritaria. Sus planes siempre se orientan hacia el hacia el presente inmediato, sin contemplar el pasado ni tener en consideración experiencias anteriores, propias o ajenas.

Su liderazgo se basa en una autoafirmación constante, regulada por su propia experiencia y de sus decisiones. Se rige por sus propias reglas, sin considerar las de los demás y menos aun si son distintas a las suyas propias.

Por lo que vemos, tenemos aquí a un político con ideas propias y determinantes, pero -eso sí- donde solo contempla válidas las suyas.

 

Barack Obama

Es una persona con empatía, con gusto por la estética, y que admira en profundidad la belleza y la armonía. Según su grafía, se trata de alguien amable, agradable en el trato, educado, que cuida con detalle el trato  con  los demás.,

Es observador, y le gusta reflexionar antes de actuar. Posee ideas propias y personales, aunque su forma de actuar se base en la experiencia previa, y no tanto en la impulsividad del momento.

Su forma de liderazgo se ejerce sopesando los pros y los contras de los problemas y situaciones que se le presentan, con análisis y mesura, pero con firmeza y responsabilidad.

Aparece como una persona cercana, con buena capacidad social y de comunicación, con un discurso seductor a la vez que franco y sincero. Y aunque su actitud, en ocasiones, pueda parecer algo “infantil”, mentalmente es una persona lógica y con los pies en el suelo.

Mantiene una disposición permanente a contemplar las cosas en sus distintas vertientes, y sabe escuchar al otro, aunque discrepe con sus ideas.

Mentalmente posee buena imaginación. Es idealista, flexible y espontáneo, y se siente más cómodo en terreno cercano o  conocido, tanto en la esfera profesional como en la personal. Le incomodan mucho, como es natural, los ambientes crispados y tensos, digamos más bien que  trata de evitarlos.

Es una persona equilibrada emocionalmente y con un estado de animo estable y  busca la armonía, aunque no siempre le resulte fácil encontrarla.

CA. Gabinete Grafológico

Formulario de contacto

Gracias por su mensaje. Le responderemos lo antes posible.
Se ha producido un error, por favor contacte más tarde o envíenos un correo.
Acepte nuestra política de protección de datos *

Grafologia

Vestibulum ante ipsum

Vestibulum ac diam sit amet quam vehicula elementum sed sit amet dui. Donec rutrum congue leo eget malesuada vestibulum.

Learn more about us

Leave A Comment